Los primeros días en Educación Infantil

La Educación Infantil es una etapa en la que, sin ser obligatoria, se escolarizan la mayoría de los niños de 3 a 5 años.

Esta es la razón por la que desde el Equipo de Orientación, junto con el Claustro de Profesores, queremos ofrecer a las nuevas familias del “cole” un poco de ayuda con algunas ideas que os puedan hacer más fácil el inicio de curso de los más pequeños.

La Educación Infantil tiene una función educativa, su objetivo no es “vigilar” al niño mientras los papás trabajan, sino que pretendemos motivar, estimular y desarrollar competencias básicas. Estas le serán muy útiles en las etapas obligatorias, por eso es necesario que nos tomemos en serio la actividad escolar en estos primeros años.

Estas competencias se trabajan a través de la comunicación, la psicomotricidad, el desarrollo cognitivo, las relaciones sociales y la adquisición de hábitos de autonomía personal.

Aun así, sabemos que son niños muy pequeños, con poca autonomía personal, con escaso desarrollo del lenguaje y que todavía dependen en gran medida del adulto. Durante este año es el adulto de referencia para ellos y pasará gran parte del día con ellos, por lo que en pocos días va a conocer muy bien a los niños. Es muy importante que escuchemos la opinión y los consejos de los docentes que están con nuestros hijos.

Es importante que acudáis a las tutorías, si es posible los dos progenitores. También a otras reuniones a las que se os citará para informaros de la evolución de vuestro hijo y adoptar medidas necesarias para su correcto desarrollo. 

En el aula y en el centro hay muchos niños. Vuestro hijo no está solo. Es necesario establecer unas normas sobre las entradas, las salidas, la ropa o el material necesario. Os pedimos vuestra colaboración en el cumplimiento de estas normas.

El inicio del segundo ciclo de Infantil puede ser un buen momento para mejorar en casa los hábitos de alimentación, de sueño, de autonomía personal y su comportamiento en general.

La labor de educar al pequeño está en casa, la escuela es colaboradora en esta función, pero no olvidéis que la responsabilidad es de la familia.

Es importante mantener una relación fluida con los profesores y con el centro. Que todos trabajemos en el mismo equipo en beneficio del niño.

Es necesario que informéis al profesor y al centro de cualquier aspecto importante o relevante para el contexto escolar o que pueda interferir en su desarrollo.

Buen comienzo de curso. 

Silvia Villaverde, orientadora de E. Infantil y primer ciclo de E. Primaria

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *