Excursión Granja Escuela 5º E.P. – Segundo día

EFEMÉRIDES 2: “Descubrimientos inquietantes”

La primera noche ha sido perfecta para recargar las baterías. Desde las 22:30 hasta las 9:00 hemos dormido como lirones, siendo las habitaciones un auténtico remanso de paz y percibiéndose una ausencia total de ruidos, solo perturbada por los ronquidos de los profes.

Dadme un segundo que los profes me están gritando algo así como: “¿silencio, paz, descanso? ¡hasta las 3:30 despiertos, gritando, saltando entre camas! ¡a las 7:00 ya estabais en pie dando carreras!” Lo que os dije ayer, están muy estresados y ya he dejado de escucharles porque no me dejan escribir tranquilamente.

Después de dejar la cama hecha, recoger la maleta, desayunar y asearme (tampoco os lo toméis literalmente porque quizás me haya tomado alguna licencia poética al narrar el comienzo del día), comienzan las actividades matinales.

Hoy hemos descubierto unos objetos súper extraños que están compuestos de un palo largo y en el extremo una especie de cerdas, de cuerda o metálicas, que los monitores dicen que se llaman “escobas” y que parece ser que sirven para limpiar las jaulas de los animales.

He tardado un poco en conseguir usarlo porque no encontraba el enchufe ni el puerto USB para conectarlo al ordenador y ya por fin me han explicado que se usa con las manos y moviendo los brazos…Como os dije ayer, la gente del mundo rural hace cosas rarísimas y usa objetos que jamás me habían aparecido en el buscador de Google.

Aseamos a los animalitos y ponemos orden en las leoneras que tienen por jaulas (el profe pesado otra vez que me dice algo así como: “¡pero si la jaula está más ordenada y recogida que tu habitación y solo es el primer día!”. De verdad que los tutores se han propuesto darme el día…No me van a dejar contaros cómo ha ido mi mañana, tranquilamente).

La jornada no terminará sin darme la última sorpresa. Os explico, resulta que si coges leche y la pones dentro de un recipiente y la amasas dejándola luego reposar, consigues queso del que se puede comer…Vamos, que si esta gente rara del campo no son magos, algún conocimiento arcano tienen que poseer porque en la Wikipedia nunca he visto una cosa así explicada.

Al terminar el agotador día, después de talleres y juegos, nos retiramos a la cama para descansar de nuevo y disfrutar de otra gran noche que nos llenará de tranquilidad, calma y paz interior.

Hay que ver con los tutores, hoy están guerreros, otra vez: “¡¡los dientes!!, ¡¡a la cama!!, ¡¡luces fuera y en silencio!!, ¡¡deja ya de correr por el pasillo!!”. Vamos, que os dejo por hoy porque así no hay quien cuente las cosas. Estos tutores están estresadísimos y no están disfrutando de la gran experiencia que estamos viviendo…A ver si mañana se levantan de mejor humor.

Con cariño y afecto.

Los tutores de 5.º de E.P. y María Gallardo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *