Excursión Granja Escuela 5º E.P. – Cuarto día

EFEMÉRIDES IV: “De conquistas y desamores

Capítulo 1: El día amaneció oscuro y sombrío, como si el propio clima quisiese ser el preludio tenebroso de la difícil y umbría gesta que estábamos a punto de llevar a cabo. La gran meta que nos habíamos propuesto llevar a buen puerto no era otra que la conquista del Mercadillo de Chapinería.

Para alcanzar nuestro épico objetivo y tras mucho deliberar, adoptamos la clásica formación de ataque “en tropel”. Formamos varias escuadras de unos doce alumnos dispuestos en cuadrado y avanzamos por los caminos rurales lo más rápidamente posible para que los habitantes y vendedores de los puestos ambulantes, no tuvieran tiempo de prepararse y contraatacar.

A nuestros escuadrones les flanquean legiones de monitores bien pertrechados con medios de comunicación, además de potentes voces y, en retaguardia, como medida de precaución para evitar que el enemigo nos atacase desde atrás, los profesores nos daban todo el apoyo logístico que necesitábamos.

Caímos sobre el mercadillo cual lluvia torrencial, atacando desde todos los flancos con una rapidez y precisión quirúrgica. Compramos, sin piedad alguna, gastando por igual en puestos de recuerdos y tiendas de comestibles sin tomar prisionero alguno.

Tras más de una hora de refriega y estando seguros de no haber dejado establecimiento alguno sin visitar y de haber vaciado todo lo que teníamos en los bolsillos (carteras y monederos incluidos), los profesores y monitores nos instan a retirarnos de forma ordenada, ya que están plenamente convencidos de haber conseguido una victoria sin parangón en los anales del consumismo.

Capítulo 2: “Es parte de tu desarrollo como persona”, ”la tristeza también es una emoción”, “seguro que lo superas y te enamoras de otro”…No he parado de escuchar frases como estas durante toda la noche.

Horas de la tarde dedicadas a asearme, pintarme, engalanarme con mis mejores ropas y accesorios, elegir los complementos más apropiados para zapatos, pulseras y collares; rituales de baile ensayados previamente durante largas sesiones… ¿Todo esto para qué?

La discoteca abre con una canción muy marchosa y sigue con su frenético ritmo hasta ir bajando las revoluciones y dar paso a las canciones románticas donde esperé mi momento, y cuando me armé de valor para dar el paso y pedir el baile a quien me gustaba…calabazas de las buenas y riadas de lágrimas.

Afortunadamente, tengo grandes amigos y amigas que me consuelan y ayudan apostillando sus palabras con “peor para él” y “no sabe lo que se pierde”.

Lo dicho, qué duro es llevar el amor y la amistad cuando el pintalabios y sombra de ojos pesan igual que los zapatos de tacón y las penas del corazón.

P.D: A los tutores y a María, les ha encantado el compartir esta semana y sus vivencias con todos vuestros hijos. Estamos seguros de que se han generado y establecido una serie de lazos y relaciones personales muy especiales que durarán mucho tiempo y acompañarán durante toda su vida en el Villa.

Con cariño y afecto.

Los tutores de 5.º de E.P. y María Gallardo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *